*

X

Proteína para los Juegos Olímpicos de Invierno: el equipo de Noruega recibe 15 mil huevos por error

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/09/2018

Los deportistas tienen dietas especiales… pero esto fue un equívoco inesperado

Entre las varias características que implica ser un deportista de nivel olímpico se encuentra la particularidad de la dieta, la cual debe ser acorde a las necesidades físicas y metabólicas propias de quien practica habitualmente una actividad física intensa, demandante. Hace unos años, por ejemplo, se decía que Michael Phelps comía ocho huevos (preparados de modos distintos), un sándwich de queso fundido y verduras, un tazón de avena y algunos panquecillos o rebanadas de pan francés… y esto sólo en el desayuno de una dieta que alcanzaba las 12 mil calorías diarias.

Aunque esa versión podría sonar exagerada (y parcialmente lo es), la realidad no es muy distinta. Carbohidratos para generar energía, proteínas para mantener el ciclo de reparación y generación del tejido muscular y frutas y verduras para preservar el bienestar del metabolismo: he ahí, grosso modo, la fórmula sencilla de las necesidades alimenticias de un atleta.

En el equipo que representa a Noruega en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang lo saben, de ahí que realizaran un pedido de huevos –una de las fuentes de proteína más efectivas y al alcance de la mayoría– de mil 500 unidades a un supermercado local. Pyeongchang, cabe mencionar, es una ciudad al norte de Corea del Sur, cercana a la capital del país, que triunfó sobre Annecy (Francia) y Múnich (Alemania) para ser la sede de esta competencia internacional en el 2018.

Para realizar el pedido, el equipo de cocina de la representación noruega utilizó la app de traducción de Google; sin embargo, algo inesperado sucedió en esa operación porque en vez de recibir los mil 500 huevos deseados, la entrega llegó con un cero de más: 15 mil huevos.

No se sabe si el error fue de la app o de quien introdujo el texto a traducir. También cabe la posibilidad de que la equivocación haya sido un malentendido entre los sistemas de numeración decimal y coreano, que, como es de suponerse, tienen sus diferencias.

Como sea, se trató de un malentendido solucionado cuando los cocineros noruegos devolvieron las piezas de huevo que no necesitaban –por más que los 109 deportistas del equipo tengan una dieta más demandante de lo habitual–.

 

También en Pijama Surf: 

Serie fotográfica muestra cómo el cuerpo se transforma según el deporte que se practique

Dejar los carbohidratos y consumir más grasas podría hacer que vivas más y recuerdes mejor

¿Hemos llegado al punto en que la seducción o el coqueteo insistente son considerados crímenes?

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/09/2018

¿El coqueteo torpe, la galantería, el intento de seducción, en un ambiente enrarecido, podrían ser considerados abuso sexual?

El feminismo ha sido un movimiento sumamente importante que ha logrado avances significativos en los derechos de las mujeres, pero la persistencia de una cierta veta machista y la radicalización del mismo feminismo han llegado a un punto de enfrentamiento y a un ambiente de animadversión que ha merecido la denuncia de un grupo de mujeres francesas, quienes acaso son conscientes de que este estado de las cosas está afectando la naturaleza más básica e íntima de la relación entre hombres y mujeres.

El grupo, en el que se encuentran Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la editora Joëlle Losfeld, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann y la ilustradora Stéphanie Blake, es consciente de que no se debe tolerar la violencia o el abuso sexual, pero afirma que no debe extenderse este clima a trastornar y enrarecer el acto mismo de la seducción o la forma en la que un hombre se acerca a una mujer por la cual siente deseo. Sentir deseo y querer acercarse a alguien es el acto más natural que existe, y así, resulta un tanto ridículo que un hombre sea obligado a dimitir simplemente "por haber tocado una rodilla, intentado dar un beso, hablado de cosas intimas en una cena profesional o enviado mensajes con connotaciones sexuales a una mujer que no sentía una atracción recíproca". La insistencia de seducción, el coqueteo torpe o la galantería, señalan estas mujeres, no son crímenes, son cosas que existen y existirán entre el hombre y la mujer y que, en sus cabales, las mismas mujeres jamás desearían que dejaran de existir. Asimismo, según estas mujeres francesas, la mujer debe poder vivir libremente sin la idea de verse como una víctima. Aunque existen ciertamente muchas mujeres que han sido víctimas (y por lo tanto hombres que deben hacerse responsables de sus actos), la noción de víctima como etiqueta de sexo no es algo que, al menos ellas, compartan o piensen que deba ser colocada a la mujer.

Si un velo sombrío y prohibitivo se mantiene sobre la seducción, esto entorpecería y enrarecería nuestras relaciones. Y la realidad es que, para el hombre como para la mujer, no hay nada que sea más importante para su bienestar que las relaciones amorosas. La idea de un cierto feminismo radical en el que la mujer no necesita al hombre para ser feliz es simplemente absurda, la necesidad es mutua. Y ambos sexos se necesitan, en gran medida, porque son diferentes.

Otra cosas es crear o utilizar posiciones de poder para forzar a mujeres a hacer cosas que no desean. Por supuesto, lo más delicado del asunto y que no es fácil de resolver es definir cuándo se realiza una petición en una llamada posición de privilegio, donde una mujer es vulnerable a ceder a dicha invitación no por su propio deseo sino por temor al poder del individuo en cuestión. Y en la complejidad de establecer esta línea divisoria, era de esperarse que algunas mujeres han acusado al grupo de mujeres francesas firmantes de "misoginia interiorizada". Sin embargo, en todo caso, por lo que se debe luchar es por que los hombres que realmente realizan abusos sean castigados, para que las mujeres que se ven en esas situaciones se sepan protegidas y no tengan que someterse a los deseos del otro. Es indudable que existen muchos países donde abundan entornos que privilegian a los hombres y dejan impunes sus actos. Los movimientos sociales deben trabajar en denunciar esto y en establecer condiciones más equitativas. Dicho eso, se debe diferenciar entre lo que es violencia, es decir, lo que viola el deseo del otro, lastima su integridad o penetra su espacio personal de manera violenta y lo que es la legítima exteriorización del interés sexual, el cual no puede considerarse un crimen. 

Hoy en día estamos ante un clima de paranoia en el que se generan cosas como el lanzamiento de una app para declarar consentimiento sexual entre dos personas para evitar acción legal. Las mujeres francesas que firmaron este documento mantienen que corremos el riesgo de perder la espontaneidad que es la energía vital del sexo y entrar en un nuevo puritanismo sexual -que asocian con la sociedad estadounidense- donde las relaciones son transacciones mecánicas.