*

X

¿Por qué los científicos promueven el mindfulness como el analgésico más efectivo?

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/15/2018

Fadel Zeidan, profesor de neurobiología y anatomía así como líder de la investigación, explica que a diferencia de las alternativas farmacéuticas, el mindfulness “no emplea el sistema endógeno opioide para reducir el dolor”.

El cuerpo, ante el dolor físico y emocional, libera por sí solo una ráfaga de opioides para reducir el impacto neuroquímico que implica la molestia en los primeros momentos de la percepción. Es decir que ante el mínimo sentido de malestar, el cuerpo es capaz de dominar la sensación mediante la expansión de neurotransmisores como la serotonina y la dopamina. Si bien la industria farmacéutica se ha encargado de promocionar productos cumplan la función del cuerpo, actualmente se sabe que existen métodos naturales –e inclusive mucho más económicos–.

De acuerdo con el equipo de investigación del Centro Médico Baptista de Wake Forest, en EE.UU., la meditación Mindfulness o de atención plena es uno de estos métodos analgésicos. Fadel Zeidan, profesor de neurobiología y anatomía así como líder de la investigación, explica que a diferencia de las alternativas farmacéuticas, el mindfulness “no emplea el sistema endógeno opioide para reducir el dolor”; por lo tanto, es una alternativa terapéutica que actúa rápido para aliviar el dolor crónico y sin necesidad de opiáceos.

Lo interesante de los resultados es que, según los investigadores, la meditación durante una infusión salina ayuda a reducir significativamente la intensidad del dolor y los niveles de incomodidad; sin embargo, la infusión de naloxeno sin una actividad meditativa, no marcó una diferencia significativa en la percepción de la intensidad de dolor o incomodidad física. Lo que sí sorprendió a los investigadores es que la meditación mindfulness durante una infusión de naloxeno realizaba grandes reducirnes en la intensidad del dolor y la incomodidad. Ahora falta descubrir si las causas u orígenes del efecto de analgesia relacionada con la meditación mindfulness.

El principal objetivo de esta investigación, según Zeidan, es encontrar una solución al dolor crónico mientras se reduce “la creciente cantidad de individuos adictos a las sustancias opiáceas, desde los medicamentos recetados a la heroína”. Por ello el siguiente paso en la investigación es “determinar en qué afecciones la meditación de atención plena puede ser útil para mitigar un poco el dolor crónico y en tal caso cómo lo consigue”, y así usarse como herramienta de apoyo en terapias tradicionales con fármacos “para aumentar el alivio al dolor sin que se produzcan los efectos secundarios de la adicción ni otras consecuencias que podrían surgir del uso de sustancias opiáceas.”

 

Aprende a meditar usando el método mindfulness dándole click aquí: 

Sigue esta meditación para calmar la ansiedad

Este es el tipo de persona más propenso a la depresión

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/15/2018

Estas no son buenas noticias para la humanidad: las personas empáticas o prosociales suelen ser más depresivas

Un reciente estudio científico arroja datos perturbadores sobre ciertas actitudes y su relación con la depresión. De manera un tanto reduccionista,  se sugiere que los cerebros buenos quedan en último lugar.

En el estudio se utilizó un modelo que mantiene que los seres humanos pueden categorizarse en base a sus reacciones a la desigualdad económica: el 60% de las personas son prosociales; el 30% individualistas y el 10% competitivos. Los prosociales prefieren la igualdad y se preocupan por esto; los individualistas en general  se preocupan solamente de maximizar sus propios recursos y el grupo más pequeño, se interesa por tener más que los demás.

En un experimento se realizó una simulación sobre la distribución de recursos. Los prosociales manifestaron una activación de la amígdala cuando recibían más dinero que los otros, así como también cuando recibían menos. Los individualistas sólo manifestaron activación en esta zona relacionada al estrés y al miedo cuando recibían menos que los demás. En otras palabras, ambos grupos se sentían mal cuando eran víctimas, pero sólo los prosociales se sentían mal cuando había desigualdad de la que se beneficiaban. Luego, en otro estudio, investigadores correlacionaron indicadores de depresión con patrones prosociales, encontrando una relación significativa.

Esto confirmaría una hipótesis previa que señala que ciertas características como la empatía extrema o la propensión a la culpa, están asociadas con la depresión, algo que aparentemente se hace patente en la zona más primitiva y automática del cerebro.

En primera instancia, como concluye el sitio Scientific American, esto significa que ciertas cualidades que pueden ser tenidas socialmente como valiosas, no lo son tanto desde una perspectiva de salud individual. Sin embargo, debemos de tomar con cierta reserva este tipo de conclusiones, ya que la depresión es un fenómeno complejo -y es sumamente reduccionista decir que, por ejemplo, una sensación prosocial o empática causa depresión o está vinculada con la depresión-. Notablemente, por ejemplo, el altruismo o la acción filantrópica está vinculado con la producción de serotonina. Por otro lado, habría que revisar también el concepto de depresión, y quizás entender que la depresión no necesariamente es algo malo, quizás en este caso es una respuesta sana a un mundo insano, en el que el egoísmo reina y es recompensado. Como dijera Krishnamurti: "no es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma". Y quizás, estos individuos a la larga, serán recompensados por sus valores humanos, más que aquellos que se protegen a sí mismos por sobre los demás.

Lee también: La verdadera inteligencia es la compasión (lo que los maestros iluminados entendieron)