*

X

Cápsulas de brillantina para la vagina: la nueva (y peligrosa) tendencia sexual

Salud

Por: pijamasurf - 10/09/2017

Bombas de glitter que hacen que la vagina y el pene brillen: un divertido juguete sexual ha cobrado popularidad, no sin generar alarma entre médicos

Recientemente, una serie de cápsulas de brillantina (glitter, en inglés) se han vuelto muy populares. Según informa la sexóloga Eva Wiseman en The Guardian, las Passion Dust Intimacy Capsules se agotaron rápidamente en el Reino Unido. Esto podría ser permanente, ya que próximamente podrían ser prohibidas. 

Las cápsulas son vendidas bajo el mensaje promocional de "pequeñas cápsulas abrillantadas que se disuelven cuando se insertan en la vagina y desprenden el dulce brillo que es Passion Dust". Un polvo brillante de pasión con un cierto sabor, supuestamente "mágicamente delicioso". El chiste es que al tener sexo la vagina y el mismo pene empiezan a llenarse de este polvo y empiezan a brillar; como dice Wiseman, se convierten en disco balls, en unicornios luminosos, en un bamboleo de estrellas.

El problema es que los brillos que se usan pueden ser tóxicos -las mismas cápsulas advierten que no son comestibles. Se trata de microcuentas planas de plástico que han sido prohibidas en Estados Unidos. Este "glitter", también utilizado en los protectores de smartphones, ya ha causado reportes de irritación y quemaduras en la piel. 

El artículo de Wiseman es en cierta forma delicioso, como esta sexy brillantina, pero con una ironía muy consciente. Habla de que esta "feminidad tóxica" es algo que la cultura actual está dispuesta a pagar como resultado de seguir manteniendo "la cultura de las princesas":

El asunto de los brillos es que hacen que las cosas aburridas sean excitantes. Y esta es la razón por la cual su lado oscuro es tan fácil de ignorar. ¿Ya sabíamos que los brillos eran un truco, una distracción?... Al igual que para cubrir errores en tarjetas de cumpleaños, lo usamos para decorar cosas difíciles, como salir en público, o ser mujeres... Los brillos hacen que un encuentro incómodo se convierta en una fiesta de té de princesas, y las excreciones vaginales se vuelvan algo seguro y caricaturesco que sabe a Skittles.

La doctora Jen Gunter explica que las mujeres no deben poner estas bombas de glitter en la vagina. Anteriormente ya se había presentado una tendencia cosmética llamada "vajazzling", en la que el pubis o la vulva eran decorados por brillitos o algunas joyas, algo que puede hacerse de forma que no sea peligroso, pero esto se hacía de manera externa. Introducir estas cápsulas puede producir granuloma y dermatitis en la vagina, además de que pueden convertirse en nidos de bacterias y afectar el pH de la vagina, según Gunter, quien señala que lo que es seguro para aplicarse en los labios no necesariamente lo es para la vagina. "Chicas, si quieren esparcir su brillo, pueden llenar el pene de su pareja, aplicándose brillo en los labios y embarrándolo de la forma tradicional", dice la ginecóloga, aclarando que antes deben checar con un urólogo si esto no irrita la uretra.

Sobre cómo aceptar las emociones negativas para disfrutar de paz mental

Salud

Por: PijamaSurf - 10/09/2017

La aceptación es un método que practica la no reactividad, la mera observación de la experiencia interna previa a la toma de acción

A lo largo de la evolución humana, tanto la mente como el cuerpo se han adaptado a la sensación, percepción e interpretación de numerosas emociones que albergamos en nuestro interior. Si bien las emociones más comunes, como la felicidad, tristeza, desagrado, ira y vergüenza, cumplen con un rol importante en la supervivencia del ser humano, existen otros sentimientos que influyen positiva o negativamente en la manera de relacionarnos con otros, experimentar la vida y comportarnos en la cotidianidad.

Esto quiere decir que tanto las emociones como los sentimientos, positivos o negativos, tienen una función indispensable en la existencia humana. Como si fuesen un filtro que ayuda a enfrentar numerosas crisis o problemas en el día a día, permitir que se expresen y aceptarlos es una vía para mantener la paz mental.

En los últimos años, la terapia cognitiva basada en mindfulness y la terapia de aceptación y compromiso buscan la aceptación de emociones negativas como una manera de alcanzar una salud plena. Usando como evidencia científica los cambios positivos a nivel neurológico, la resiliencia emocional –resultado de la aceptación de toda emoción– ayuda a reducir los síntomas de depresión y ansiedad. De acuerdo con Brett Ford, profesora de psicología de la Universidad de Toronto, “la aceptación implica no intentar cambiar lo que estamos sintiendo, sino quedarse con los sentimientos, tomándolos por lo que son”. Sin embargo, ¿cómo es posible que la aceptación de las emociones negativas pueda implicar el bienestar psicológico de una persona en un período a largo plazo?

Cuando Ford era estudiante de doctorado en la Universidad de California en Berkeley, publicó junto con tres colegas los resultados de un estudio realizado en conjunto. Sus análisis mostraron que la magia de la aceptación se encuentra en su efecto de embotamiento sobre las reacciones emocionales frente a eventos estresantes. Se trata de un mecanismo que puede, con el paso del tiempo, llevar a una salud psicológica positiva y a altos niveles en la percepción de satisfacción; es decir, aceptar sentimientos como la ansiedad o el enfado no nos hará felices de manera inmediata ni amplificará o reducirá la experiencia emocional, sino que mejorará la salud mental cuando nos volvemos a enfrentar a emociones negativas durante eventos intensos en la vida o inconveniencias menores. Esto se debe a que la aceptación es un método que practica la no reactividad, la mera observación de la experiencia interna previa a la toma de acción.

La resistencia a la reactividad innata para dar paso a la observación sin juzgar las sensaciones es un proceso muy complejo que depende del contexto mismo. Según la filosofía budista, la aceptación no significa resignarse a una situación estresante o negativa, sino comprender que las emociones negativas son parte indispensable del ser humano y ayudarán a enfrentar el evento que tenemos en frente.

En palabras de Svend Brinkmann, profesor de psicología de la Universidad de Aalborg en Dinamarca:

La vida es increíble de vez en cuando, pero también es trágica. Las personas mueren en nuestras vidas, las perdemos, y si sólo estamos acostumbrados a permitirnos a tener pensamientos positivos, entonces estas realidades pueden impactarnos de manera más intensa de lo que realmente sucede.

De este modo, la felicidad deja de ser un objetivo de la vida y se convierte en tan sólo una parte de ella, junto con las emociones negativas. Es así que el objetivo de la vida se vuelve experimentar la vida misma tal y como es.