*

X
Comienzan con una formación de instrumentos como si fueran tambores o una batería, con el objetivo de mostrar fuerza e inteligencia

Los ilustradores de The Square Comics publicaron una imagen acerca de cómo varias especies realizan sus rituales de cortejo hacia las hembras. En ella se ve cómo la paloma macho se acerca a la hembra para mostrar una danza que practican durante años; al pingüino macho entregando a la hembra el guijarro más suave, que lleva meses buscando; al pez globo macho realizando un diseño intrincado para mostrar su amor a la hembra; y finalmente, al hombre mandando la fotografía de su pene (sin ser solicitada) a una mujer, vía mensaje.

Este podría ser un resumen preciso de la diversidad de métodos de cortejo en numerosas especies de la biodiversidad. Existe una larga lista de prácticas seductoras que aún quedan por descubrir, y un ejemplo de ello son las aves cacatúas de Palma, al norte de Australia, las cuales utilizan la música como herramienta seductora.

De acuerdo con el reciente descubrimiento de Robert Heinsohn, profesor de biología evolutiva de la conservación en la Universidad Nacional Australian Nationala, las cacatúas de Palma usan un instrumento musical con el que crean ritmos y tempos similares a los que un humano haría.

Comienzan con una formación de instrumentos como si fueran tambores o una batería, con el objetivo de mostrar fuerza e inteligencia. En ocasiones, mientras la hembra está observando, el macho rompe ostentosamente una abultada rama de un árbol, ajustándola al tamaño de un lápiz. Incluso son capaces de desarrollar una composición musical mientras golpean la rama contra el árbol y sueltan silbidos u otros sonidos de un impresionante repertorio de 20 sílabas. Conforme incrementa su excitación, las plumas a la altura de su pecho se erigen, sus alas se extienden e inicia una danza de piruetas y saltos.

El doctor Heinsohn logró recolectar en los últimos 7 años una serie de videos y grabaciones de 18 cacatúas macho que se encuentran en la península del Cabo York de Australia, en donde las aves se consideran valiosas para la minería de aluminio, si bien Heinsohn explica que las cacatúas de Palma son especies muy tímidas, lo que hace muy difícil la posibilidad de estudiar sus procesos de cortejo. Por eso, haber conseguido 131 secuencias de drumm es una joya invaluable que permite analizar ritmos precisos, consistentes y bellos.

El siguiente video es un ejemplo del creativo método de cortejo de esta especie australiana:

 

 

La relación entre la vida y la energía en la Tierra

Olivia P. Judson en la revista Nature ha compilado una breve historia de la energía (libre) de la Tierra. Esta historia está dividida en cinco épocas que han impulsado la evolución de la vida, con cada época ligada a una nueva fuente de energía que ha transformado la vida. Estas son: energía geoquímica, luz solar, oxígeno, carne y fuego. La energía libre, dice la autora, es un requerimiento universal para la vida, produce el movimiento en su aspecto mecánico y las reacciones químicas que en la biología producen cambios celulares. Hay que notar que esta trayectoria evolutiva parte del supuesto de que la vida surgió en la Tierra y no llegó a la misma del espacio en forma bacterial (teoría de la panspermia). 

En un principio existían dos formas de energía disponibles, la energía geoquímica y la luz solar. Estas dos son energías intrínsecas, una de la posición de la Tierra en el sistema solar y la otra es una propiedad del planeta que ocurre como reacción del agua al basalto y otras rocas, lo cual genera compuestos como el hidrógeno, el metano y el sulfuro de hidrógeno. La Tierra se habría formado hace 4.5 mil millones de años; la autora calcula que la vida comenzó hace más de 3.7 mil millones de años. 

A grandes rasgos tenemos aquí una espiral evolutiva en la que al tiempo del surgimiento de la vida, inicia la utilización de energía geoquímica. A esto le sigue la fotosíntesis anoxigénica, y la entrada a la era de la luz solar. Surgen la cianobacterias y más tarde fósiles de algas; empieza la era del oxígeno. Empieza la era de la energía de la carne; plantas vasculares colonizan la tierra firme; aparece el fuego en la tierra (el fuego necesita tres condiciones: una fuente de ignición, como los rayos en la atmósfera, oxígeno, y combustible); el fuego impulsa la evolución de los homínidos y más tarde se utiliza para generar herramientas y tecnología que a su vez permite utilizar otras formas de energía.