*

X

5 mudras para conectar mente y cuerpo en el aquí y ahora

Salud

Por: PijamaSurf - 07/30/2017

Los mudras, se explica en la práctica budista, funcionan mediante energía electromagnética que nace del cuerpo y de las manos

El cuerpo físico, de acuerdo con las enseñanzas orientales ancestrales, está compuesto de los cinco elementos de la naturaleza: aire, agua, fuego, tierra y aakash (esos espacios intercelulares que habitan al interior del cuerpo humano). En caso de que exista un desequilibrio de alguno de estos elementos, el resultado puede ser una serie de enfermedades y deficiencias tanto fisiológicas como psicológicas. Para lograr prevenirlo se dice que basta con conectar una parte del cuerpo con otra a través de los mudras; es decir, con diferentes posicionamientos de dedos y manos que restablecen los elementos de la naturaleza en el cuerpo.

Los mudras, se explica en la práctica budista, funcionan mediante energía electromagnética que nace del cuerpo y de las manos. Cada dedo representa uno de los elementos de la naturaleza: el dedo pulgar, fuego; el dedo índice, aire; el dedo medio, aakash; el dedo anular, tierra; el dedo meñique, agua. Al unir los dedos, se logra restablecer el equilibrio adecuado para la salud plena y el óptimo balance entre mente y cuerpo en un individuo.

Existen cinco tipos de mudras que, al practicarlos a diario durante 45 minutos (los cuales se pueden dividir en varias partes de 10 minutos), ayudarán a crear un equilibrio en cada elemento de la naturaleza que habita en el cuerpo:

 

Shankh Mudra

Se utiliza para anunciar la apertura de las puertas de los templos. Ayuda a mejorar los problemas de la laringe, en especial si se realiza pronunciando en voz baja la sílaba OM.

 

Shunya Mudra

Es el mudra celeste, el cual regula los problemas o molestias asociados con el oído. De hecho, en caso de sufrir de un dolor de oídos, esta postura ayudará a reducir los síntomas.

 

Gyan Mudra

Reconocido como el Gesto de la sabiduría, este mudra regula molestias relacionadas con la tensión, el desorden espiritual, la memoria y la concentración. Además contribuye a mejorar el estado de ánimo, disminuyendo los síntomas del insomnio, depresión e hipertensión. El Gyan Mudra también intensifica los efectos de los otros mudras.

 

Apan Mudra

Es un mudra energético que disminuye enfermedades de las vías urinarias y atenúa los dolores del parto. Elimina sustancias tóxicas del cuerpo, depurando al organismo y brindándole pureza.

 

Prithvi Mudra

Ayuda a compensar una carencia de energía terrestre en el cuerpo, la cual es una consecuencia de cansancio físico y reducción de la vitalidad. Este mudra terrestre contribuye a crear un equilibrio rápido en el cuerpo.

La hora del día y el número de veces a la semana para que el ejercicio beneficie a tu mente

Salud

Por: pijamasurf - 07/30/2017

Neurocientífica explica la mejor forma de hacer ejercicio físico.

En las últimas décadas la ciencia ha notado que el ejercicio (entre sus múltiples beneficios) es especialmente benéfico para la cognición, esto es, para mejorar la memoria y la capacidad de aprendizaje del cerebro. En general toda salud cerebral pasa por al menos un poco de ejercicio, y esto es clave para prevenir enfermedades neurodegenerativas, las cuales abundan en nuestra época cada vez más sedentaria.

La profesora del Center for Neural Science de la Universidad de nueva York y autora del libro Healthy Brain, Happy Life, Wendy Suzuki, explica en este video cuál es la mejor manera de ejercitarse para mejorar la función del cerebro.

Suzuki señala que para tener beneficios lo mínimo que se recomienda es realizar actividad aeróbica, que incrementa el ritmo cardíaco, como puede ser caminar o correr unas tres o cuatro veces a la semana. Una persona que ya tiene cierta actividad física quizás necesite hacer más para notar los cambios. Uno de los beneficios de esto es que mejora el estado de ánimo. 

Para optimizar la función cognitiva se recomienda hacer ejercicio en la mañana como primera actividad, esto debido a que el ejercicio incrementa la secreción de neurotransmisores y factores de crecimiento, y al hacerlo en la mañana ello ocurre antes de que necesites usar tu cerebro para aprender y recordar. De alguna manera, el ejercicio es como un desayuno para el cerebro. Es más benéfico, también, ya que al hacer ejercicio en la mañana nos preparamos para el día, mientras que en la noche generalmente ya no tendremos que usar tanto nuestro cerebro para labores que consideramos importantes.

En términos solamente psicológicos, hacer ejercicio en la mañana tiene asimismo beneficios pues brinda una actitud positiva para enfrentar el día; el solo hecho de levantarse temprano para hacer ejercicio ya es un logro que nos da un sentido de satisfacción que puede traducirse a otras actividades.