*

X
Recientemente se aprobó en Suecia una ley que obliga al país a alcanzar un nivel cero neto de emisiones de gases de efecto invernadero para 2045

La Ley del Clima entrará en acción en enero del 2018 y plantea como metas que la política climática del gobierno se base en los objetivos climáticos y especifique cómo se llevarán a cabo; además, se deberá presentar un informe sobre el clima cada año en el proyecto de ley de presupuesto, y finalmente, el gobierno elaborará un plan de acción de política climática para la consecución de sus objetivos climáticos cada 4 años.

Esta ley hace de Suecia un país excepcional, al comprometerse con un objetivo más ambicioso del que fue planteado bajo el acuerdo climático de París del 2015 (en donde se pretende lograr la neutralidad de carbono para el 2050). Costa Rica, sin embargo, se comprometió en el acuerdo de París a alcanzar cero emisiones antes que Suecia, en el 2021; éste es el único país con más de 1 millón de personas que tiene un objetivo tan ambicioso.

"Con Donald Trump planeando retirarse del acuerdo de París, ahora más que nunca necesitamos que el resto del mundo aumente su contribución en la lucha contra el cambio climático", dijo Gareth Redmond-King, jefe de clima y energía de World Wildlife Fund (Fondo Mundial para la Naturaleza). "Es una victoria importante, no sólo para Suecia, sino para todos los que se preocupan por el futuro de nuestro medio ambiente".

Suecia ya ha pasado décadas eliminando el carbono de su suministro de energía. En la década de los años 70, comenzó a construir una flota de reactores de energía nuclear. En la década de los 90, introdujo un impuesto sobre el carbono, que alentó un alejamiento de los combustibles fósiles. A principios de este siglo, comenzó a invertir más en energía renovable, especialmente en energía eólica y solar. Es por eso que actualmente sólo 1/4 parte de la energía de Suecia proviene de combustibles fósiles, en comparación con más de 4/5 en EEUU y el Reino Unido.

La Ley del Clima aprobada en Suecia compromete al país a reducir sus emisiones absolutas de gases de efecto invernadero en al menos un 85% por debajo de los niveles de 1990. Para el 15% restante, se planea compensar las emisiones invirtiendo en proyectos que contribuyan a reducir la contaminación tanto en Suecia como en otros lugares. Esto puede implicar, por ejemplo, financiar proyectos que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero o invertir en tecnología de captura de carbono.

Te podría interesar:

Noam Chomsky: "Comunidades indígenas están salvando al planeta de la destrucción" (VIDEO)

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 06/23/2017

Para él, los activistas ambientales en América Latina son la quintaesencia del liberalismo frente a la dominación imperial de EEUU

Especialista en filosofía, lingüística, psicología y psiquiatría, Noam Chomsky es un personaje de gran importancia en el mundo de la intelectualidad. En numerosos trabajos analíticos Chomsky ha prestado atención a la crisis que vive el ambientalismo en América Latina, principalmente la que experimentan los activistas indígenas de esta región del mundo. 

Para él, los activistas ambientales en América Latina son la quintaesencia del liberalismo frente a la dominación imperial de EEUU. Retomando la lucha activista indígena a favor del medio ambiente en los últimos 15 años, Chomsky asegura un futuro esperanzador para los países que conforman AL, pues son las comunidades indígenas quienes se encargan de prevenir los desastres ambientales provocados por EEUU y Canadá. Un ejemplo de esta situación son las minas mexicanas explotadas por empresas canadienses, las cuales han provocado una serie tanto de devastaciones en la biodiversidad de Oaxaca, Guerrero y otros estados, como impactos negativos en la economía de las comunidades locales. Pese a enfrentar este tipo de situaciones catastróficas, e incluso ser considerados “grupos primitivos”, son “las comunidades indígenas las que está haciendo un camino hacia el futuro. Y eso es un camino hacia adelante para todo el mundo”.

En una entrevista para On Dangerous Ground, Chomsky explica que México, Bolivia y Ecuador son ejemplos de: 

[E]specie de ironía en la que, de todas las fuerzas líderes en todo el mundo, la que realmente está previniendo un desastre son las comunidades indígenas y locales forestales. Es decir, cada persona que no vive debajo de una roca, sabe que el planeta está enfrentando una catástrofe ambiental en potencia, y no en un futuro lejano. En todo el mundo, estos grupos están mitigando el cambio climático, mediante planes de manejo de sus recursos naturales, conocimientos ancestrales, y no menos importante a través de la defensa de su territorio: son estas comunidades las que combaten a las empresas extranjeras que extraen y vacían sus suelos de los recursos naturales latinoamericanos: minerales, aceite de palma, agua, tierras. 

Por esta razón, para Chomksy, América Latina se liberó del imperialismo de EEUU y Canadá, “porque estos dos países ya no tienen derechos ni obligaciones de dominar a toda una región que se rige por sí sola y ha empezado a tomar decisiones propias provocando el aislamiento de estos imperios capitalistas”.

Para conocer más sobre la opinión de Chomsky, te compartimos la entrevista para On Dangerous Ground: