*

X

3 señales de que estás perdiendo neuronas (neurodegeneración)

Salud

Por: pijamsurf - 06/26/2017

Estas 3 señales son indicadores contundentes de que estás acabando con la conectividad de tu cerebro

Con el tiempo el ser humano va perdiendo neuronas y, ya que el tejido cerebral es post-miótico, las neuronas que tenemos no se regeneran. Sin embargo, en algunas partes del cerebro adulto se llegan a formar nuevas neuronas (neurogénesis) y gracias a un fenómeno conocido como neurotropismo, el cerebro puede compensar la pérdida de neuronas creando nuevas conexiones neuronales. 

De cualquier manera, la neurodegeneración es un proceso del cual todos deberíamos de estar alerta y que podemos combatir realizando cosas como aprender nuevos idiomas o instrumentos musicales, hacer deporte, leer, tener relaciones sexuales satisfactorias, comer bien y demás. 

El doctor Chris Kresser ha identificado las tres señales principales para detectar tempranamente la neurodegeneración. Cuando las siguientes tres señales están ocurriendo paralelamente, es muy probable que el estado en el que te encuentras es neurodegenerativo.

 

Fatiga promovida por actividad cerebral

Esto, dice Kresser, puede notarse cuando persona que antes podía estudiar durante 3 horas seguidas empieza a sentir señales de cansancio a los 30 minutos o algo así, o también si te cansa hacer tareas muy sencillas como manejar, hacer cuentas u otros similares. Esto significa tus neuronas están perdiendo la capacidad de generar ATP.

 

Depresión

Kresser explica que en la depresión, el córtex frontal, la parte del cerebro que se dedica al pensamiento de nivel alto, la planeación y las metas, no está conectando bien entre sí y esto tiene la consecuencia de ir reduciendo las células del cerebro. Según el investigador, en muchos casos los antidepresivos no logran solucionar esto.

 

Mala digestión

La mayor parte de la actividad del cerebro se canaliza a lo que se llama el sistema pontomedular, cuyo principal conducto es el tronco cerebral, específicamente el nervio craneal parasimpático y el nervio vago, ya que el nervio vago controla la producción de enzimas, motilidad y secreción de ácido estomacal, entre otras cosas. Un cerebro que no está disparando bien, seguramente tendrá problemas digestivos. Esto puede estudiarse a fondo revisando la llamada conexión del eje cerebro-intestino (gut-brain-axis).

 

Aquí puedes leer sobre actividades que promueven la neurogenésis

Y en el mismo artículo, Kresser da algunas opciones para combatir la neurodegeneración

Estudios médicos muestran que se puede entrenar la mente para controlar el dolor crónico

Salud

Por: pijamasurf - 06/26/2017

La ciencia desarrolla métodos para eliminar el dolor a través del entrenamiento mental

En Estados Unidos y en algunas partes del mundo existe una epidemia por el consumo de opioides que se prescriben para eliminar el dolor crónico pero que a su vez tienen numerosos efectos secundarios. Evitar o reducir el dolor con técnicas de control mental, como la meditación, es algo que ha sido utilizado durante milenios en diversas partes del mundo, pero que hasta hace poco no era considerado como viable por la ciencia moderna.

Algunos estudios, como el de Brook Rehabilitation, reportan que después de 6 meses de tratamiento intensivo ocho de cada 10 pacientes lograron reducir significativamente sus niveles de dolor, y que sólo el 6% de los pacientes que dejaron los opioides regresaron a ellos después. Otros estudios han tenido resultados similares. El testimonio de Carl White es interesante en este sentido. White sufrió un fuerte accidente automovilístico que lo dejó con un extremo dolor de espalda; además sufre de depresión y otros achaques. Tomaba opioides y numerosas pastillas y aun así evaluaba el dolor en lo más alto de una escala del 1 al 10, y lo sentía todo el tiempo. Después de un programa de manejo de dolor, logró diminuir su dolor a un 3-4 en la misma escala.

Como sugiere el doctor Robert Gatchel de la Universidad de Texas, la creencia difundida antes era que el dolor era un asunto solamente físico "y entonces si removías algo, el dolor se iba, pero no es así en todos los casos, muchas veces el dolor se pone peor". Los nuevos investigadores reconocen que es importante aprender a "apagar el sistema de alarma" del cerebro. Las personas con dolor crónico tienen prendida esta alarma todo el tiempo y al enfocarse continuamente en su dolor, éste se va expandiendo y multiplicando.

Prestigiosas instituciones médicas como la Clínica Mayo ya tienen programas para el manejo crónico del dolor, en los cuales se utilizan aparatos de biorretroalimentación, psicoterapia, meditación, ejercicios y demás; el problema con esto es que pueden ser sumamente caros, de hasta 40 mil dólares. Esta cantidad puede ser un "dolor" insuperable para mucha gente. Existe, sin embargo, la posibilidad de acercarse a tradiciones milenarias que tienen herramientas para controlar la mente; si bien algunos individuos que tienen dolores intensos crónicos quizás no puedan reducirlos del todo, seguramente podrán aprender a lidiar mejor con ello y no dedicarle tanta atención --la atención obsesiva es la leña de un dolor. Aprender a meditar o afianzarse en una técnica como la respiración consciente, el yoga, el tai chi, el dharma budista y demás es mucho más económico y puede tener los mismos resultados en tanto que el dolor es resignificado y la mente aprende a relajarse, y así evita el estrés que recicla y hace que crezca el dolor.